LEY ORGÁNICA DE PROHIBICIÓN DE MINERÍA METÁLICA EN EL ECUADOR

y comunidades en Resistencia a minería presentaron una propuesta de proyecto de Ley Orgánica para prohibir Minería metálica en el a la pdta de la  

Exigimos reparación en las zonas afectadas por mineras y casos de criminalización a defensores de la naturaleza sean archivados.

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La mayor amenaza a la contaminación y desecamiento de las fuentes de agua, constituye la industria metalífera, que su paso genera colosales destrucciones ambientales, ríos envenenados, poblaciones desplazadas, comunidades despojadas de sus territorios, corrupción institucionalizada, y lo más grave, genera un proceso de criminalización a los defensores de Derechos Humanos y la Naturaleza, lo que a postre causa amenazas, secuestros y asesinatos de líderes y lideresas que resisten a la invasión de sus territorios.

Una crisis de proporciones no antes vistas podría estar cerca, que llevaría a la civilización industrial global subsumirse en un colapso planetario, debido a la explotación sin sentido e insostenible de las fuentes naturales y las gigantescas desigualdades en la distribución de la riqueza.  A este ritmo podría repetir la historia de la poderosa civilización Maya, cuyo nivel de consumo superó la producción de alimentos y fuentes naturales, hasta aniquilarse, solo que ahora podría ser a nivel planetario.

Para el 2030, la población mundial alcanzará 8.500 millones de personas y el déficit de agua dulce del planeta alcanzará el 40%, según el informe de ONU.   Para el 2050 habrá una población de 10 mil millones, de ellos 7.7 mil millones sufrirán sed y hambre.  Se requería 50% más agua dulce y alimento y 70% más de energía.  Desde 1900, con el inicio de la era industrial se han perdido la mitad de mantos acuíferos.

La crisis climática no es juego de niños, es un hecho real y dramático para el presente y futuro de la vida en el planeta y particularmente para la humanidad. Los registros históricos de la Organización Meteorológica Mundial indican que el 2015 fue el año más caluroso de la historia humana, para desgracia el 2016 superó al 2015, el 2016 fue superado por el 2017, el 2018 rompe record y así ya es una constante.. Los cálculos indican que entre la época preindustrial y la actual industrial hay un aumento de casi un grado y medio de temperatura en el planeta.

En la región andina, los glaciares tropicales ubicados el 71% en el Perú, 22% en Bolivia, 4% en Ecuador y 3% en Colombia.  Estos cuerpos de agua en reserva se mantienen por siglos, o más bien se construyeron en miles de miles de años y en los últimos años acelera su desaparición. Perú, en menos de 3 décadas, perdió el 22% de superficie glaciar. De 2.042 km2, se redujo a 1.596 km2.  El Chacaltaya en Bolivia, ubicado apenas quince km. de La Paz prácticamente despareció. El Antisana en Ecuador, que abastece de agua y energía a Quito, ha retrocedido 133 metros en tres años y medio.  Colombia ha perdido entre 60% y 85% de su superficie glaciar.  Al perder glaciares, perdemos reservas de agua dulce y genera escases, crisis de agua y alimentos, al final se multiplican sedientos y hambrientos, lo que desatará a una literal guerra por el agua.

En Bolivia el lago Poopó que tenía una extensión de 4.600 km2, el segundo más grande de Bolivia después del Titicaca, ambos conectados por el río Desaguadero, el 16 de diciembre de 2015, desapareció tras un acelerado proceso de desertificación. El lago tuvo una profundidad entre uno y cuatro metros, albergaba una gran diversidad biológica acuática y perdió sus aguas por contaminación de elevadas concentraciones de arsénico, plomo, cadmio y zinc (extractivismo), además de basura y residuos sólidos.  Este caso parece ser el espejo de lo que indefectiblemente sucederá si no actuamos ahora. Solo lluvias importantes en la zona podrían resucitar el gran lago.

La resistencia de los pueblos del mundo al extractivismo, en particular de los indígenas y el avance que en materia de Derechos Humanos y de la Pachamama (Madre Naturaleza) aprobados por la Organización de las Naciones Unidas, cuya aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948); la Declaración de los Derechos Civiles y Políticos (1966); la Declaratoria de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1966); la Declaración del Convenio No. 169 de la OIT (1989) fueron ratificados por el Estado de Ecuador abren la esperanza para regular y prohibir actividades novicias que atenta la salud del planeta y particularmente del ser humano.

En este contexto, la Ley busca prevenir afectaciones sociales, institucionales, culturales, ecológicas y de salubridad y garantizar un presente y futuro inspirado en el Alli Sumak Kawsay como paradigma desde las cosmovisiones de los pueblos originarios.

EL PLENO DE LA ASAMBLEA NACIONAL

CONSIDERANDO

Que, el Art. 1 de la Constitución, define que El Ecuador es un Estado constitucional de derechos y justicia, social, democrático, soberano, independiente, unitario, intercultural, plurinacional y laico. Se organiza en forma de República y se gobierna de manera descentralizada.

Que, el Art. 10.- Las personas, comunidades, pueblos, nacionalidades y colectivos son titulares y gozarán de los derechos garantizados en la Constitución y en los instrumentos internacionales y la naturaleza es sujeto de aquellos derechos que le reconozca la Constitución.

Que, el Art. 71 dispone La naturaleza o Pacha Mama, donde se reproduce y realiza la vida, tiene derecho a que se respete integralmente su existencia y el mantenimiento y regeneración de sus ciclos vitales, estructura, funciones y procesos evolutivos.

Toda persona, comunidad, pueblo o nacionalidad podrá exigir a la autoridad pública el cumplimiento de los derechos de la naturaleza. Para aplicar e interpretar estos derechos se observaran los principios establecidos en la Constitución, en lo que proceda.

El Estado incentivará a las personas naturales y jurídicas, y a los colectivos, para que protejan la naturaleza, y promoverá el respeto a todos los elementos que forman un ecosistema.

Que, el Art. 72 prescribe  La naturaleza tiene derecho a la restauración. Esta restauración será independiente de la obligación que tienen el Estado y las personas naturales o jurídicas de Indemnizar a los individuos y colectivos que dependan de los sistemas naturales afectados.

Que, el Art. 395 dispone que la Constitución reconoce los siguientes principios ambientales:

El Estado garantizará un modelo sustentable de desarrollo, ambientalmente equilibrado y respetuoso de la diversidad cultural, que conserve la biodiversidad y la capacidad de regeneración natural de los ecosistemas, y asegure la satisfacción de las necesidades de las generaciones presentes y futuras.

Que, el Art. 133, No.2 de la Constitución contempla que serán Leyes orgánicas las que regulen el ejercicio de los derechos y garantías constitucionales; En uso de las atribuciones que les confiere la Constitución y la Ley, la Asamblea Nacional expide la presente:

Que, el Art. 318 prescribe, El agua es patrimonio nacional estratégico de uso público, dominio inalienable e imprescriptible del Estado, y constituye un elemento vital para la naturaleza y para la existencia de los seres humanos. Se prohíbe toda forma de privatización del agua.

Que las actividades de exploración y explotación de minería metálica, constituyen un grave atentado a la salud de los habitantes del país, acarrea severos riesgos para los ecosistemas, caracterizándose por poner en peligro bosques, suelos, fuentes hídricos y toda la biodiversidad, por el drenaje acido, metales pesados y desechos altamente tóxicos incluso radiactivos; y por consumir cantidades importantes de agua en todas sus fases de operación, destruyendo paisajes, contaminando el aire, suelo, agua y todo el ambiente, ademas de la conflictividad social.

En ejercicio de las atribuciones que le confieren el numeral 6 del artículo 120 de la Constitución de la República y el numeral 6 del artículo 9 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa, expide la siguiente:

LEY ORGÁNICA DE PROHIBICIÓN DE MINERÍA METÁLICA EN EL ECUADOR

Art. 1.-  Objeto. La presente Ley Orgánica tiene por objeto prohibir en todas las fases o etapas la minería metálica en el suelo y el subsuelo del territorio de la República del Ecuador.

Art. 2.- Alcance de la Prohibición.  La prohibición a la minería metálica incluye las actividades de prospección, exploración, explotación, y procesamiento, ya sea, a cielo abierto o subterráneo, en consecuencia queda  prohíbe el uso de químicos tóxicos, como cianuro, mercurio y otros, en cualquier proceso de minería metálica.

En caso de la minería artesanal de pequeña escala para subsistencia familiar, artesanal, tendrá́ un plazo de dos años, contados a partir de la entrada en vigencia de esta Ley orgánica, para reconvertirse a otra actividad productiva; para ello, contarán con el apoyo, el asesoramiento y la asistencia técnica y financiera del Estado.

Art. 3.- Materias Excluidas.  Ninguna institución, mediante acto administrativo o resolución podrá́ autorizar la exploración, explotación, extracción o procesamiento de minerales metálicos en todo el territorio nacional u otorgar licencias, permisos, contratos o concesiones para esos mismos fines.

Art. 4.- Procedimientos Pendientes. Todo procedimiento de obtención de licencia o concesiones para actividad de minería metálica, queda sin efecto a partir de la vigencia de la presente Ley.

Quien contravenga esta disposición, será́ sujeto de las sanciones que la legislación penal determine.

Art. 5.- Autoridad Competente.  El Ministerio del Ambiente en coordinación con el  Ministerio de Hidrocarburos de Recursos Naturales es la autoridad competente para conocer todo lo relativo a la minería y quien aplicará las disposiciones de esta Ley, en lo pertinente.

Art. 6.- Cierre y Remediación.  El Ministerio del Ministerio Ambiente procederá́ al cierre de minas metálicas, y coordinará, con el Ministerio de Hidrocarburos y Recursos Naturales, la remediación ambiental de daños causados por las minas en las regiones afectadas, para devolver a la población las condiciones de un ambiente sano y el ejercicio pleno del Sumak Kawsay, así como la reparación de los daños causados a las poblaciones afectadas.

Art. 7.- Excepción.  El trabajo artesanal de fabricación, reparación o comercialización de joyas o productos de metales preciosos, se excluye de la presente Ley.

Art. 8.- Reglamentación.  El Presidente de la Republica dictará el Reglamento para la aplicación de esta Ley, en un plazo no mayor de seis meses después de la entrada en vigencia de la presente Ley.

Art. 9.- Orden Publico de la Ley.  La presente Ley es de orden público y sus disposiciones prevalecerán sobre cualquier otra que la contrarié.

Art. 10.- Derogatoria. Deróguense todas aquellas disposiciones referidas a la minería metálica que se encuentran en la Ley de Minería y conexas y toda normativa que contraríen la presente Ley.

Art. 11.- Vigencia.   La presente Ley Orgánica entrará en vigencia a partir de su publicación en el Registro Oficial,

DISPOSICIONES GENERALES

Primera.- Todas las tierras adquiridas por empresas nacionales o extranjeras extractivistas en territorios de comunas, comunidades,  pueblos y nacionalidades serán automáticamente revertidas  a favor de sus titulares, de la misma manera aquellas tierras que se encuentren en áreas de bosque y vegetación protectora, intangibles, áreas protegidas y demás que servirán para la regulación del ecosistema.

Segunda.- Todos los defensores de derechos humanos y de la Pachamama que estén siendo criminalizados quedaran amnistiados automáticamente con solo la aprobación de la presente ley.

Dado y suscrito en la sede de la Asamblea Nacional, ubicada en el Distrito Metropolitano de Quito, provincia de Pichincha, a los días del mes de noviembre de dos mil dieciocho.

EcuaChaski:-